Aunque ahora ya todos nos hemos malacostumbrado a la pomposidad televisiva, a degustar el fútbol desde el sofá de nuestra casa como si fuera una secuencia de Hollywood, en perpetuo movimiento, con infinidad de planos posibles para cada jugada, con estos Premios también queremos reivindicar a aquellos que siguen conservando el talento para explicarnos el juego con una sola captura, congelando el tiempo desde el ángulo indicado y sintetizando en una imagen toda la emoción del fútbol. Sí, hablamos de los fotoperiodistas, piezas clave en periódicos y en publicaciones como la nuestra, aunque a menudo no reciban el reconocimiento y el protagonismo que merecerían por su imprescindible labor.