Cada afición tiene unas características y una idiosincrasia diferentes, por lo que elegir a una hinchada por encima de otra no solamente es difícil, sino que muchas veces puede ser excesivamente subjetivo e injusto. Por eso, para nominar a cuatro hinchadas a la mención de Mejor Afición de 2021 nos hemos fijado en detalles que hayan convertido una acción o un senntimieto de la grada en algo especial y diferente. La fidelidad, el respeto y la identificación con el equipo son rasgos que hacen grande a una comunidad de seguidores. Ya podéis votar entre estas cuatro nominadas.

Rayo Vallecano de Madrid

Primera División sin parada en Vallecas es menos Primera División. El pasado verano, la máxima categoría masculina del fútbol profesional recuperó a un ilustre con el regreso del Rayo Vallecano, que pese a acabar sexto en Segunda, lo bordó en el play-off y recuperó una plaza que había perdido dos cursos atrás. Lo mejor de tener al club madrileño de vuelta es poder disfrutar de nuevo de su estadio en la élite, donde sus aficionados consiguen generar cada temporada uno de los ambientes más singulares y animados de nuestro fútbol. Una energía y una entrega hacia los colores y el barrio que no se ha resentido ni un ápice con los baches clasificatorios y que todavía tiene más mérito teniendo en cuenta que una gran parte de la masa social de la entidad lleva varios cursos protestando contra la dirección de Martín Presa, propietario del Rayo desde 2011. Durante este año, al directivo se le recriminó, entre otras cuestiones, que no fuera capaz ni de garantizar un contrato para las jugadoras del primer equipo femenino. Ya sea para oponerse a la gestión del palco o para animar al equipo, la grada del Rayo siempre está al pie del cañón.

Ir a la votación!

Manchester United FC

2021 también será el año en el que acabamos de familiarizarnos con la Superliga, que a punto estuvo de cambiar los cánones del fútbol para siempre y que sigue guardada en un cajón. Si de momento el proyecto se ha frustrado es, en gran parte, mérito de la reacción de los aficionados, que se hicieron oír para que el deporte rey no se convirtiera directamente en un coto privado de los clubes más adinerados. Esa respuesta fue especialmente atronadora en Inglaterra, donde muchos clubes que pretendían sumarse al nuevo torneo dieron un paso atrás al chocar contra las movilizaciones de sus hinchadas. La del Manchester United, de hecho, llegó a forzar la suspensión del clásico contra el Liverpool al invadir el terreno de juego de Old Trafford para demostrar su descontento a los Glazer y su rechazo a la Superliga. 2021 también será el año en el que los espectadores volvieron a sentir que su palabra importa.

Ir a la votación!

Córdoba CF

El Córdoba no ha perdido a sus fieles mientras viaja por las catacumbas del fútbol español. No es fácil de digerir haber jugado en Primera y, menos de una década después, encontrarte compitiendo en la cuarta categoría nacional (Segunda RFEF). Mucho menos si ese descenso imparable se ha visto acompañado de una crisis institucional que ha llevado a la entidad andaluza al borde de la quiebra, arrastrando una deuda de más de diez millones de euros y con un presidente investigado por la justicia. Pero si el Córdoba sigue rugiendo desde abajo, y pelea por iniciar la remontada esta misma temporada (ahora mismo encabeza la tabla de su grupo), es gracias a su afición, que ha mantenido la fe incluso en las horas más bajas. Un ejercicio de resistencia que este curso se ha visto recompensado con algunos estallidos de júbilo, como cuando los jugadores superaron al Antequera para confirmar el liderato y fundieron su alegría con la de la grada del Nuevo Arcángel para festejarlo.

Ir a la votación!

CE Europa

27 años ha tardado el fútbol profesional en volver a contar con uno de los clubes fundadores de la Primera División. Allá por 1928, una decena de clubes decidieron fundar la competición española, entre los que se encontraba el Europa. Lejos de perpetuarse en la máxima categoría, el club casi siempre ha deambulado por las entrañas del fútbol de barro. Tras muchas décadas asomándose con fuerza para volver a Segunda B, por fin en 2021 se consumó el ansiado ascenso a la recién creada Segunda RFEF. La afición del barcelonés barrio de la Vila de Gràcia tiene motivos para marcar este año con letras doradas. Y no solo por el éxito deportivo. Además el Europa ha sido el primer club en declararse oficialmente «antifascista, antimachista, antihomófobo, antirracista y antibullying». Un hecho histórico motivo de orgullo para la afición escapulada, más incluso que el anhelado cambio de categoría. Y es que el fútbol trasciende al propio deporte. Unos valores y una identidad que se perciben en las gradas -cada día más repletas- del Nou Sardenya. En un contexto de globalización y de desarraigo generalizado de los fans, en Gràcia se está viviendo el fenómeno inverso: la pasión por el equipo de su barrio, por el fútbol de verdad.

Ir a la votación!

 

 

 

 

Cargando...

¿Cuál es la afición del año 2021?

Gracias por tu voto!
Ya has participado en esta encuesta.
Por favor, selecciona una opción